Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.

Decía Shakespeare. Y nosotros, como compañía, tratamos de alimentar el mundo de sueños, de ilusión, de ganas de dar a conocer el teatro y las historias que se componen en el.

Ésta foto representa el comienzo de algo nuevo para nosotros. Pero tiene un hálito universal. Que levante la mano quien no ha empezado un proyecto dentro de un bar. Que clame al cielo quien no ha encontrado el quid de la cuestión entre copas de vinos y ensaladilla rusa. Que nos diga aquel que no ha arreglado el mundo entre risas y más risas, y quien no se ha alimentado de sueños y sueños en un bar. Todo aquel que ha prometido arreglar los errores del pasado, enmendarse en el futuro, y como parte resultante, el presente le lleva por otro camino.

Por eso nos parece universal. Cualquiera podía estar en ese momento en ese bar, hablando sobre lo divino y lo humano. Pero resulta que no. Que somos nosotros, y que este es nuestro proyecto.

Flores de España está en marcha.

Flores