«Atreverse es perder los pies momentáneamente.

No atreverse es perderse a uno mismo.» Decía Søren Kierkegaard.

En esta nueva aventura que ha supuesto «Flores de España» hemos encontrado el camino. Ese camino que recorremos año tras año, en busca de la respuesta, es busca del lenguaje, de nuestro sino o sólo en busca del camino.

11312979_724674014308938_4695174903531561972_o

Así, como compañía, estamos creciendo. Y no es una cuestión de tener repercusión, o de tener ese ansia de reconocimiento. Estamos creciendo en cuanto a lenguaje. Nuestra valentía ha estado en no saber exactamente que hacíamos. En entregarnos al proceso de búsqueda con la valentía de superar los miedos. Miedo al que dirán, miedo a hacerlo bien, miedo a no saber como transmitir. En definitiva, miedo a fracasar.

 

11219444_724673884308951_8603710524324801891_oY sin embargo aquí está la creación de los personajes. De la historia. De la poesía interna de cada uno de los interpretes. Hemos permanecido en estado de alerta, entendiendo que no es importante las necesidades impuestas. Que lo que nos rodea puede influir, pero no debe marcar hacía donde vamos. Hemos creado lo que queríamos y no lo que nos pedían.

Estamos tan sumamente orgullosos, que sin saberlo, hemos encontrado ese diamante que todavía es carbón, y que poco a poco iremos cincelando.

11022614_724672814309058_5348344978220413387_o

 

Somos una compañía de repertorio, con una premisa concreta.  No somos simbólicos, ni realistas, ni naturalistas. Nuestra esencia nos ha impregnado sólo por una razón. Nuestro riesgo a perder el suelo que nos mantiene. Cuestiones como el tiempo, la tierra, la memoria y la actuación se han unido libremente, escapándose a nuestro raciocinio. Somos una compañía de teatro. Y esta obra es nuestra carta de presentación.

11103220_724672744309065_439824581468428623_o

Felices por el pre-estreno en «Los Santos de la Humosa». Felices por que todo pinta mejor de lo que creíamos.

Un fuerte abrazo.