Dice Fernando Pessoa en «Libro del desasosiego». Por estas palabras casuales que quedan revoloteando en la memoria del protagonista, llevamos el día entero buscando si es verdad que «la forma plebeya de la frase es la que le añade sal y pimienta.»  Y mientras nadábamos en este día de tremenda lluvia hasta nuestro pequeño laboratorio encontramos este…