«Mi corazón se esconde siempre tímidamente tras mi mente.

Me pongo a hacer caer estrellas del cielo, luego por miedo al ridículo, paro y recojo pequeñas flores de elocuencia.»  El gran personaje Cyrano de Bergerac; Edmond Rostand

Maravillosa obra que habla de nosotros.

Ahora mismo estamos contando estrellas en el cielo, buscando lugares donde representar, maquinando nuevos proyectos, estructurando tareas, y acogiendo a nuestro derecho a descansar de vez en cuando.

Un espacio, un tiempo para reflexionar. Enero fue un mes intenso entre cursos, representaciones, divagaciones y cambios, y ahora mismo es hora de seguir. Aunque no sin antes un alto en el camino.

En breve noticias maravillosas.